Noticias a la carta CRVRADIO

-

sábado, 18 de abril de 2009

En cumbre de las Amáricas se aproxima deshielo en relaciones Cuba-EU




En la Cumbre de las Américas que se realiza en Puerto España en Trinidad y Tobago, el primer ministro de Jamaica, Bruce Golding, declaró que la Comunidad del Caribe estaba dispuesta a ser mediadora entre Estados Unidos y Cuba.

Vie, 17/04/2009 - 14:16

AP
La Habana.- El deshielo en las relaciones ente Estados Unidos y Cuba parecía una posibilidad más cercana después que los presidentes de los dos países se intercambiaron mensajes inusualmente conciliatorios.
El viernes en Santo Domingo, la secretaria de Estado norteamericana Hillary Rodham Clinton expresó su ``beneplácito'' con las declaraciones del presidente cubano Raúl Castro y dijo que Washington estudia cuidadosamente la respuesta.

``Hemos visto los comentarios de Raúl Castro y acogemos con beneplácito esa declaración y lo estamos tomando muy seriamente'', manifestó en rueda de prensa en la capital dominicana.

Entretanto en la Cumbre de las Américas que se realiza en Puerto España en Trinidad y Tobago, el primer ministro de Jamaica, Bruce Golding, declaró que la Comunidad del Caribe estaba dispuesta a ser mediadora entre Estados Unidos y Cuba.

Golding dijo a la AP que los líderes de la Caricom habían acordado no presionar demasiado a Obama sobre el tema durante la cumbre. ``Espero que no se haga nada que dificulte el proceso y espero que podamos alentar el progreso en lugar de volver a hacer que la situación se torne polarizada e inflexible''.

En la cumbre, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, dijo que pedirá a su organización permitir el regreso de Cuba.

``Vamos paso a paso, mi primer planteamiento es que deroguemos la resolución del año 62 y eso se lo voy a pedir a la asamblea general de la OEA'', dijo Insulza a reporteros en un intervalo de una de las sesiones previas a la cumbre.

En la víspera, el presidente cubano Castro dijo en Venezuela que Cuba está dispuesta a hablar con Estados Unidos sobre la problemática entre ambas naciones desde hace décadas.
Clinton sostuvo que la eliminación estadounidense de restricciones para visitar Cuba y enviar remesas son los cambios ``más significativos en décadas''.

Señaló que Estados Unidos busca ``cómo avanzar de una manera productiva porque la política actual sentimos que ha fracasado''.

Según sus comentarios, la óptica de la presidencia de Barack Obama es el diálogo como herramienta para ``fomentar la democracia, los derechos humanos, la paz, la prosperidad y el progreso''.
El presidente dominicano Leonel Fernández, quien estaba al lado de Clinton, destacó las palabras de la secretaria de Estado ``porque lo que ha dicho es de un gran valor y requiere de un gran coraje''.

Según Fernández, el hecho de que se reconozca que Estados Unidos ``está avanzando propuestas de mejorar las relaciones con Cuba parte del reconocimiento de que la política previa ha fracasado''.
El presidente estadounidense dijo el jueves que a La Habana le corresponde el próximo paso después del gesto de ``buena fe'' de Washington de remover algunas de las restricciones que cierran Cuba a los estadounidenses y su dinero.Castro respondió horas después diciendo que había comunicado al gobierno estadounidense ``en privado y en público que estamos dispuestos a discutir todo: derechos humanos, libertad de prensa, presos políticos''.

Desde una reunión cumbre en Venezuela, Castro dijo que podría hablar con Estados Unidos de muchos asuntos y admitió que ``podríamos estar equivocados; somos seres humanos''.
Fue el lenguaje más conciliatorio que Castro o su hermano Fidel _quien le entregó la presidencia hace un año después de caer enfermo_ han usado con un gobierno estadounidense desde que se rompieron las relaciones durante la presidencia de Dwight Eisenhower el 3 de enero de 1961. Parecía ser la mejor oportunidad de conversaciones en medio siglo.

Pero la mayoría de los cubanos probablemente no se enteró de este acercamiento.
El diario Granma del Partido Comunista no publicó el viernes los comentarios de Castro sobre Estados Unidos, concentrándose en cambio en sus conversaciones sobre cuestiones regionales con el presidente venezolano Hugo Chávez y otros líderes latinoamericanos. La cobertura periodística de Granma sobre la visita de Obama a México ignoró sus declaraciones sobre Cuba pero reflejó la exhortación del presidente mexicano Felipe Calderón al gobernante estadounidense de levantar el embargo a la isla.

Raúl Castro había dicho previamente que estaría dispuesto a discutir de todo con Obama. Pero los funcionarios cubanos tradicionalmente han rechazado toda noción de que pudiesen discutir cuestiones de derechos humanos o prisioneros políticos con los estadounidenses, diciendo que esas cuestiones no son de la incumbencia de los yanquis.
Castró exhortó en cambio a Estados Unidos a poner en libertad a cinco cubanos condenados por espionaje y ofreció poner en libertad a un grupo de prisioneros políticos a cambio.

``Si quieren la libertad de esos presos políticos, en (entre) los cuales (se) cuentan unos terroristas confesos, un guatemalteco y salvadoreños, que fueron juzgados, condenados... suelten a nuestros prisioneros y les mandamos para allá con familia y todo lo que quieran esos llamados disidentes y patriotas'', acotó Castro.

Discutir sobre el tema, por supuesto, no es garantía de que La Habana esté dispuesta a ofrecer la reciprocidad. Obama dice que Estados Unidos debe ver pasos concretos antes de hacer más cambios en su política hacia Cuba. Y Fidel Castro, que todavía escribe una columna enormemente influyente, podría echar un balde de agua fría sobre la posible conciliación.

Por cierto, Obama dijo que una relación congelada durante 50 años no podía restablecerse de la noche a la mañana.
Sin embargo las declaraciones de ambos parecen tener mayor resonancia que cualquiera que se hayan intercambiado los líderes de las dos naciones.
AP. Volver a Inicio >

No hay comentarios:

Búsqueda personalizada
bersoahoy

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...