Noticias a la carta CRVRADIO

-

lunes, 7 de mayo de 2012

Franceses no se cansan de celebrar la victoria socialista

Foto por JEAN-PAUL PELISSIER/Reuters
(Yahoo noticias) Al grito de “cest fini, Sarkozy” (se ha acabado Sarkozy) miles de franceses salieron ayer a las calles de París apenas unos minutos después de que se hicieran públicos los resultados de los sondeos, para celebrar la histórica victoria del candidato socialista, Francois Hollande, en las elecciones presidenciales de ayer en Francia.
Con el 99% de los votos escrutados Hollande logró 51.70% contra 48.30% para el mandatario Nicolas Sarkozy, convirtiéndose en el segundo presidente socialista de la V República Francesa (fundada por el general Charles De Gaulle en 1958) después de Francois Mitterrand, jefe de Estado de 1981 a 1995.
Con esta derrota, Sarkozy, quien anunció que deja la política, se une a la lista de presidentes que han sido víctimas de la crisis económica en la que figuran el ex presidente español, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, el también socialista portugués José Socrates y el británico Gordon Brown, a quienes habría que agregar al italiano Silvio Berlusconi y el griego Giorgos Papandreu, quienes se vieron forzados a dimitir bajo presión de la Unión Europea (UE).
Una hora antes de lo previsto Sarkozy reconoció su derrota, felicitó a Hollande —a quien deseó suerte para dirigir al país— y en un discurso a sus votantes anunció que no seguirá al frente de su partido Unión por un Movimiento Popular, de cara a las elecciones legislativas de junio en las que se elegirá a la Asamblea Nacional.
“Asumo toda la responsabilidad de esta derrota y ahora, tras 35 años de carrera política, 10 años en la más alta responsabilidad política y cinco años en la jefatura del Estado, me preparo para convertirme en un francés normal para los franceses”, dijo emocionado desde el Teatro de la Maison de la Mutualite en París.
“He hecho lo posible para proteger a los franceses de una crisis y para que Francia saliera reforzada como país”, indicó mientras miles de personas coreaban “merci Sarkozy” (gracias Sarkozy) algunas con lágrimas en los ojos. “Siento un amor muy grande por Francia y por todos los franceses. Gracias a todos los que me han votado. Los amo”, acotó.
Una hora después y desde la plaza de la catedral de Tulle, localidad de la que es diputado, un afónico Hollande se dirigía por primera vez a sus votantes. “Los franceses acaban de elegir el cambio llevándome a la presidencia de la República; gracias por haberme votado. Es un honor para mí. Me espera una gran tarea; ante ustedes me comprometo a servir a mi país con ejemplaridad y con la dedicación que requiere esa función. Conozco las exigencias”, expresó rotundo.
Los franceses celebraban en las calles la victoria socialista, al tiempo que los líderes europeos hacían llegar sus felicitaciones al mandatario electo, incluida la canciller germana Angela Merkel.
Después de 17 años
Hollande resaltó que muchos ciudadanos esperaban la victoria del Partido Socialista desde hace muchos años: 17, desde el 17 de mayo de 1995 en que Francois Mitterrand acabó su segundo mandato.
En su discurso también se dirigió a Europa, al comprometerse a reducir el déficit pero manteniendo el estado de bienestar y recordar una vez más que la austeridad “no puede ser una fatalidad”. Luego se trasladó a París para celebrar en la famosa plaza de la Bastilla, como hizo en 1981 Mitterrand, su histórica victoria.

No hay comentarios:

Búsqueda personalizada
bersoahoy

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...