Noticias a la carta CRVRADIO

-

sábado, 10 de mayo de 2008

RESUMEN-Chile y Argentina coordinan apoyo por erupción volcán



Por Antonio de la Jara y Jorge Otaola

PUERTO MONTT, Chile (Reuters) - Chile y Argentina coordinaron esfuerzos el jueves para enfrentar mejor las labores de ayuda ante el recrudecimiento de la actividad del volcán chileno Chaitén, mientras las cenizas han cruzado las fronteras para llegar incluso hasta la ciudad de Buenos Aires.


Las labores de coordinación se producen luego de que el Chaitén, ubicado en el sur de Chile, ha tenido varios eventos de mayor expulsión de cenizas entre miércoles y jueves, lo que ha afectado principalmente a las ciudades fronterizas de ambos países.

En la sureña ciudad argentina de Bariloche se reunieron en la tarde del miércoles el vicepresidente de esa nación, Julio Cobos, y el ministro de Defensa de Chile, José Goñi, para revisar el apoyo logístico y las tareas de evacuación de los habitantes de localidades chilenas por territorio argentino.

"Estamos tremendamente agradecidos," dijo Goñi.


La erupción del Chaitén está siendo monitoreada de cerca por las presidentas Michelle Bachelet y Cristina Fernández, quienes han conversado telefónicamente sobre acciones conjuntas para aliviar la situación de los evacuados chilenos que permanecen en territorio argentino.
Los miles de evacuados de los pueblos, algo no visto en décadas en Chile, se han convertido en el principal foco de preocupación de Bachelet.
Argentina también ha abastecido de agua potable y combustible a la localidad chilena de Futaleufú, una de las más golpeadas por la erupción del macizo chileno.
"Argentina seguirá con las puertas abiertas para cualquier necesidad que plantee Chile en esta emergencia (...) Nos resta esperar lo que la naturaleza decida," dijo Cobos.

CENIZAS HASTA BUENOS AIRES

El Chaitén, de unos 1.000 metros de altura, entró en actividad hace una semana, lo que ha provocado la evacuación de pueblos chilenos fronterizos como Futaleufú, a unos 150 kilómetros al este del volcán, debido a que las cenizas se han trasladado hacia esa zona.

Convertido en el lugar habitado más cercano al macizo luego de la evacuación casi total de la localidad de Chaitén, Futaleufú es prácticamente un pueblo fantasma en el que ahora viven sólo unas 500 personas, un cuarto de su población.
"No me voy porque me da miedo dejar las cosas, hay que cuidar a los animales. Parte de mi familia se fue, yo resisto," dijo José Marciano, un trabajador del campo de 74 años con la cara cubierta por un barbijo y amante del lugar que habita desde hace 40 años.

Pero las cenizas han cruzado las fronteras incluso más allá de las ciudades cordilleranas de Argentina.
Hasta el momento se ha registrado la presencia de ceniza volcánica sobre gran parte de las provincias centrales de Buenos Aires y La Pampa, y de las sureñas de Río Negro, Neuquén y Chubut.
"Las nubes más densas y extendidas en niveles bajos y medios de la atmósfera siguen observándose sobre Chubut y Río Negro, mientras que sobre Buenos Aires, La Pampa y Neuquén la densidad es considerablemente menor y prevalecen en niveles medios de la atmósfera," dijo el Servicio Meteorológico.


ENERGICO LLAMADO

Las autoridades chilenas pidieron enérgicamente el jueves evacuar a los pocos pobladores que aún se niegan a abandonar las zonas aledañas al volcán Chaitén.
Pese a que el Gobierno ordenó la evacuación total a 50 kilómetros alrededor del macizo, aún hay personas dentro de esa zona que no quieren dejar sus viviendas y animales.
"Las últimas erupciones han sido significativas y esto nos refuerza la idea de que hay que mantener los sistemas de seguridad, con el perímetro establecido, con una zona de exclusión total," dijo a Reuters Carmen Fernández, jefa de la Oficina Nacional de Emergencias (Onemi).

Para que se cumpla la orden de evacuación total, el Gobierno ha tenido que recurrir incluso a la Justicia, que autorizó a la policía a utilizar la fuerza para obligar a salir del lugar a los pobladores que quedan, cuyo número no ha sido precisado.

En la madrugada, un grupo de militares, reporteros y pobladores fueron evacuados de Chaitén, ante los temblores y fuertes ruidos subterráneos, que estuvieron acompañados de una tormenta eléctrica, columnas de ceniza y expulsión de material pirocláctico.
"El volcán sigue en proceso eruptivo y dentro de ese ciclo está realizando erupciones periódicas," dijo la jefa de Onemi.

"El mayor riesgo, que no significa el más probable, es el quiebre de la pluma -es decir este flujo vertical de gases y cenizas- por peso de material que pueda llevar en un momento determinado y que eso caiga en grandes volúmenes sobre particularmente la zona de Chaitén," agregó.

Gran parte de la población de Chaitén ha sido trasladada a albergues habilitados en la ciudad de Puerto Montt, ubicada a unos 1.000 kilómetros al sur de Santiago y a unos 200 kilómetros al norte del volcán.

En un nuevo sobrevuelo por el volcán el jueves, en el que participó Reuters, se pudo apreciar una densa fumarola emanando del cráter y a los ríos cercanos al poblado de Chaitén teñidos de blanco, al igual que sus riberas, como consecuencia de la caída de cenizas.

(Reporte adicional de Mónica Vargas y Manuel Farías en Santiago, Esteban Medel en Villa Santa Lucia, Eduardo Quiros en Balmaceda y Karina Grazina en Buenos Aires; Editado por Javier Leira)
Regresar a Inicio > Portafolio/bersoa15 > EntradasNoticias/bersoa15

No hay comentarios:

Búsqueda personalizada
bersoahoy

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...